Calambres en las piernas ¿falta de minerales o vitaminas?

Seguro que en alguna ocasión has tenido calambres en las piernas. En este post te voy vamos a contar por qué aparecen y qué podemos hacer para prevenirlos.

¿QUÉ SON LOS CALAMBRES EN LAS PIERNAS?

Los calambres son cortos espasmos que se dan en los músculos provocando rigidez y dolor. Aunque estas molestias no suelen durar más de unos segundos, en algunos casos se pueden llegar a prolongar durante minutos, obligándonos a parar el ejercicio físico que estábamos realizando.

En ciclismo y otros deportes de resistencia es donde se  con mayor frecuencia. Para evitar los calambres, lo mejor será saber qué factores los originan e introducir algún cambio en nuestra alimentación.

¿POR QUÉ se producen los calambres en las piernas?

Detrás de esta contracción involuntaria del músculo puede haber varios factores. Uno de los principales es la carencia de algunos minerales o vitaminas. El desequilibrio de algunas sales minerales como magnesiopotasio o sodio dentro de nuestro organismo puede generar calambres musculares.

Por eso es muy importante llevar una dieta equilibrada en la que aportemos a nuestro cuerpo los minerales necesarios.

MAGNESIO. Una buena opción es tomar geles con magnesio para compensar la carencia de magnesio que se podría generar durante el ejercicio. Tampoco podemos perder de vista las vitaminas B2, presente en la levadura de cerveza, el germen de trigo y las vísceras en general; y la vitamina C que, como todos sabemos, se encuentra en los cítricos (limón, naranja), en el pimiento, el kiwi, el brócoli…

POTASIO. Bajos niveles de potasio en la sangre es otra posible causa de calambres en las piernas, así como debilidad muscular y fatiga. El potasio trabaja con el sodio para mantener las cargas eléctricas de tus células, que controlan la contracción muscular y la función. Es importante reponer tus reservas de potasio después del ejercicio. Una dieta alta en sal puede alterar el equilibrio de sodio-potasio de tu cuerpo y dar lugar a niveles bajos de potasio en relación con sodio. Evitar los alimentos altos en sodio, como los procesados ​​o rápidos, puede ayudar a restaurar el equilibrio de sodio y potasio.

CALCIO. La falta de calcio en el torrente sanguíneo puede causar calambres en las piernas. Grandes cantidades de soda, cafeína o alcohol pueden agotar las reservas de calcio. Al aumentar el calcio en tu dieta o evitar las sustancias que lo agotan puede ayudarte a disminuir los calambres en las piernas. La vitamina D la necesitas para absorber el calcio, por ello intenta buscar productos con suplementos de vitamina D.

La función del calcio es celular regulando el flujo de agua dentro y fuera de nuestras células. Esto es muy importante porque transfiriendo agua es cómo las células se comunican unas con otras. El calcio también ayuda al movimiento de los músculos, evitar calambres musculares y controlar la presión arterial elevada.

Una buena hidratación, imprescindible

Si nos hidratamos correctamente antes y durante el ejercicio, tendremos menos posibilidades de que aparezcan los molestos calambres. La pérdida de líquido corporal y en concreto, de electrolitos, hacen que las contracciones del músculo sean más frecuentes.

Nuestra recomendación es que además de agua, empieces a tomar bebidas isotónicas que te permitirán reponer los electrolitos perdidos. Una buena opción es Sport Drink de NutriSport. Te ayudará a evitar los calambres musculares y a retrasar la fatiga.

Comparte por favorShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

994total visits,2visits today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas. +Info | Acepto