Natación en triatlón. Veamos qué factores debemos tener en cuenta a la hora de entrenar la natación de cara a un triatlón.

LA NATACIÓN EN TRIATLÓN

Existe una gran diferencia entre la natación en piscina y la natación en triatlón, que implicará diferencias en su entrenamiento, tanto físico, técnico como de planteamiento de la competición.

No es lo mismo una prueba de triatlón sprint u olímpico con drafting permitido, que una larga sin drafting. En las primeras, el sector de natación juega un papel importantísimo.

Como dice una frase que muchos habréis escuchado: Quien no nada, no disputa y quien no corre, no gana.

Por ejemplo, en unos Juegos Olímpicos, si sales a más de 20 segundos de cabeza, está visto que no tienes opción a medalla. Imaginaos la importancia de la natación en este tipo de pruebas.

Veamos qué factores debemos tener en cuenta a la hora de entrenar la natación de cara a un triatlón.

Evidentemente, no entrenaremos como un nadador puro.

Hay muchos factores a tener en cuenta para hacerlo lo mejor posible cuando llegue el momento de nadar en aguas abiertas, con gente, con olas, y sabiendo que luego quedan dos segmentos más.

Salida en grupo: golpes.

nadar para triatlon

Debemos ser conscientes que en los primeros metros sufriremos algún golpe. Y más aun si la primera boya está cerca, lo cual puede producir un embudo. Hemos de estar entrenados para hacernos hueco, quizá abriendo la brazada, y para nadar esos primeros 150-200 metros más fuertes del ritmo que adoptaremos posteriormente.

Esto no pasaría en la modalidad rolling start.

Debemos estar preparados para cambios de ritmo que se produzcan si vamos dentro de un grupo a pies, para no perderlos.

Saber respirar bilateralmente, en función del sol, las olas y orientación.

Saber respirar al frente. Calculad que cada 7-9 brazadas, hay que sacar la cabeza al frente. Imaginad los cientos de veces que respiráis frontalmente. Es importante hacerlo bien, sacando la cabeza lo mínimo posible para ver, y no hundirse.

Cuidado con no tragar agua, sobre todo si es salada. Puede jugarte una mala pasada al estomago.

Si eres novato en el triatlón, evita meterte en primera línea en mitad de todo el grupo. Recibirás golpes seguro, y puedes agobiarte e incluso entrar un ataque de ansiedad.

nadar para triatlon

Nadar para el triatlon

Qué hacer frente a un ataque de ansiedad: relájate. Piensa que puedes respirar. Saca la cabeza y respira con normalidad poco a poco. Si es necesario, deja de nadar, aléjate un poco del grupo, y coje aire pensando que no corres peligro, que sabes nadar y que vuelves a respirar con normalidad.

Si te ves muy agobiado, están las zodiacs para abandonar la prueba y te llevarán a tierra. Intenta no llegar a esta opción.

Entrena salidas desde tierra y entrada al agua. Se consciente de cómo te altera la respiración correr antes de entrar a nadar.

Lo mismo para circuitos con salida a tierra. Ese momento de incorporarte vertical, correr y volver a tirarte al agua es bastante duro y suele acelerar mucho la respiración. Las primeras brazadas te costarán.

Aprende a ir a unos buenos pies. A diferenciar pies buenos de malos. Hay triatletas que se desorientan muchos e ir a sus pies no es buena opción.

Practica el giro de boyas y a reaccionar a posibles cambios de ritmos de un grupo en ellas.

Se consciente de la flotabilidad que te aporta el neopreno, y practica nadar con él cuando se acerca el periodo competitivo.

Aprende a nadar con olas. A recobrar sin chocar con ellas. A orientarte a pesar de ellas y a salir a la orilla aprovechando la ola.

Observa si el mar o el róo donde vaya a celebrarse el triatlón tiene corriente, a favor o en contra o lateral.

nadar para triatlon

Si sale una tanda de competidores antes que tú, obsérvalos, si hay corriente seguramente se desvíen, y a ti te ayudará a corregirlo.

En los entrenamientos de piscina, hay que simular estos factores en la media de lo posible:

Por ejemplo, metiendo a todos en una misma calle.

Simular ritmos de competición: salida fuerte, estabilización y fin fuerte poniéndose de pie.

O simular salidas a tierra haciendo que se incorporen en el bordillo.

Poner algún objeto que simule una boya en la piscina y practicar giros.

Trabajar diferente frecuencias de brazada.

Con esto, hemos visto los factores fundamentales, que tarde o temprano os encontrareis en un triatlón.

No todos los triatlones son iguales, no olvidemos que dependemos de factores climatológicos, que condicionarán en gran medida nuestro escenario.

Por lo que, debemos incorporar en nuestros entrenamiento, cada poco estos factores, y sobre todo cerca del periodo competitivo.

nadar para triatlon

 

Ruth Gomez Álvarez.

Licenciada Ciencias Actividad Física y Deporte

Entrenadora Superior de Triatlón , Entrenadora Superior de Triatlón Larga Distancia y Entrenadora Superior de Natación 

Comparte por favorShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

968total visits,1visits today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas. +Info | Acepto